PublicadaMartes 30 de Octubre de 2018

Capeltic, un ejemplo exitoso de empresa social, abre nueva cafetería

La gente en Chiapas le ha devuelto la dignidad a la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, “una Universidad que tiene que estar dedicada a los pueblos más pobres”, consideró Arturo Estrada Acosta, S. J., director de la Misión de Bachajón (Chiapas), durante la inauguración de la nueva barra Capeltic en la IBERO (ubicada en la planta baja del edificio K).

El Padre Estrada dijo que desde hace 60 años en Bachajón se han dado cuenta al ver la realidad, que “tenemos que ayudar a que este mundo sea justo y sea menos desigual”; y en esto la IBERO ha puesto todo lo que ha podido, ha puesto a sus estudiantes, “ha puesto a mucha gente a trabajar en favor de la gente que no tiene esa posibilidad y les ha devuelto su dignidad”.

Destacó que en el Decreto 1 de la Congregación General 36 de la Compañía de Jesús, nombrado ‘Compañeros en una misión de Reconciliación y de Justicia’, los jesuitas reconocen estar llamados a prestar ayuda en la sanación de un mundo herido, promoviendo una nueva forma de consumo, que coloque la creación en el centro.

En este sentido recordó que el Hermano ‘Quintos’, también jesuita, hace 50 años soñó con devolverle la dignidad a las y los productores de café, a hacer un comercio justo y a elevar el precio del grano. “Y hoy ya no nada más estamos hablando de lograr el precio del café, sino que nosotros lo podemos controlar. Gracias a que tenemos esta cafetería y gente que nos ha acompañado y nos ha ayudado a profesionalizarnos, hacemos que este mundo sea un poquito menos desigual”.

“Por eso queremos hoy nosotros decirles a ustedes, a la comunidad universitaria, a la Compañía de Jesús y a todos, que estamos aquí, que somos una familia, que queremos sanar este mundo herido”.

Capeltic, fruto de la alianza

El doctor Alejandro Guevara Sanginés, vicerrector académico, dijo que para la Universidad Iberoamericana es muy importante la inauguración de Capeltic, porque se presenta en una coyuntura muy especial, en la que el trabajo en el campo es duro y a veces no depende tanto del esfuerzo de las personas que trabajan arduamente para que la tierra dé beneficios. A veces, el tiempo es inclemente o a veces es demasiado bueno, que hay abundancia del producto, y entonces los precios del café caen; un grano que además está sujeto a muchos riesgos, como los intermediarios.

Con la nueva barra de café se está celebrando poder enfrentar ese problema a través de la alianza entre la Universidad, la Cooperativa de Café Bats´il Maya y los trabajadores de Bachajón, en un año malo en término de los precios bajos del café, y que sin los “arreglos de esta solidaridad entre la cooperativa y la Universidad, la gente hubiera sufrido mucho”.

Gracias a ocho años de esfuerzo y trabajo entre la IBERO, Capeltic, la comunidad de Bachajón y la Misión de Bachajón, la solidaridad y lo mejor de la inteligencia de la Universidad, “se ha podido organizar la cooperativa de tal suerte que los precios no caigan para la gente que produce; entonces por lo menos se premia el esfuerzo”.

También se celebra que hace ocho años se fundó el primer proyecto de Capeltic, un modelo que ahora se encuentra en la cooperativa Maya Vinic, en San Cristóbal, Tuxtla Gutiérrez; y en Tosepan, en Cuetzalan. Y en la Universidad Javeriana; porque el modelo ya se exportó hasta Colombia.

Una semilla que se sembró con estudiantes universitarios, gente que se atrevió a soñar, a poner su esfuerzo al servicio de una causa sustentable y humana, de solidaridad con las personas, “con nuestros hermanos de Bachajón”.

Un acompañamiento al proyecto desde varias disciplinas: mercadotecnia, ingeniería, diseño, comunicación y economía. Y con varios proyectos activos de investigación-acción: como una microfinanciera; con procesos productivos de calidad; con la profesionalización de la cooperativa, a través del Centro Internacional de Investigación de la Economía Social y Solidaria (CIIESS); y con la sistematización del esfuerzo y el acompañamiento de los últimos cinco años, por medio del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (Inide). Además este año se inauguró la escuela de Café en el Centro Meneses, de la cual se graduó la primera generación este 30 octubre 2018.

Para el Vicerrector Académico es un enorme gusto y orgullo poder tener en la IBERO este tipo de proyectos en donde los estudiantes más allá de una formación en donde acumulen su propio capital humano y sus propias cualificaciones para salir al mercado laboral, “también utilicen este conocimiento acumulado para el bienestar, para el bien común, de nuestros hermanos en todo México y en toda América Latina”.

Cristina Méndez Álvarez, subdirectora de Yomol A' Tel, agradeció “compartir con nosotros este momento muy importante para Yomol A' Tel y para todos los que están aquí presentes. Nosotros estamos construyendo una alternativa, un modelo alternativo de economía social y solidaria”, que inició hace ocho años al inaugurar la primera cafetería Capeltic, en la IBERO.

Un modelo que surgió a partir de un contexto de crisis, porque en los últimos diez años el precio del café ha venido cayendo, “y a nuestras familias no les ha perjudicado. Es evidente que este modelo, a través de la cadena de valor, nos ha permitido construir un mejor precio”.

Después de agradecer la asistencia de quienes se hicieron presentes en este momento muy importante, de inauguración de la nueva barra de café, destacó un punto clave: “nos encontramos aquí diferentes personas, que representamos diferentes grupos. Nos encontramos maestros, profesores, alumnos, fundaciones, clientes, proveedores, familias, amigos, que forman parte de este grupo de Yomol A' Tel”.

En su gratitud puso énfasis en el trabajo realizado por todo el equipo de Yomol A' Tel, y particularmente el equipo de Capeltic. “Sin duda a este modelo le seguimos apostando porque es una visión de largo plazo”.

Finalmente, Tatic Narciso, presidente de la Mesa Directiva de Ts´umbal Xitalha´, dio las gracias al Maestro David Fernández Dávalos,  Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, “por habernos dado otro lugar para la instalación de otra nueva cafetería”. 

Luego de los mensajes inaugurales se llevó a cabo una ceremonia, frente a un altar maya, que estaba formado con frutos del trabajo de los productores de Capeltic, como café y miel; y con una Biblia en tseltal.

La ceremonia se celebró en tseltal (con explicación en castellano), se cantó para hacer oración, se bailó con música tradicional tseltal (el baile es para los tseltales una forma de oración), se agradeció al ‘Señor’ por el regalo del Sol y se besó a la Madre Tierra por los frutos que da.

Al término de la ceremonia el Dr. Guevara y Tatic Narciso cortaron el listón inaugural de la nueva barra de café de Capeltic, momento que el Vicerrector Académico aprovechó para recordar que en Capeltic no solamente se bebe un producto de muy alta calidad, sino que en una taza de café se suman la conservación, la biodiversidad y la solidaridad.

Texto: PEDRO RENDÓN

Fotos:Alberto Hernández

Prolongación Paseo de Reforma 880,

Lomas de Santa Fe, México, C.P. 01219,

Ciudad de México.

Tel. +52 (55) 5950-4000 Ext. 4520 y 9177-4400.

Lada nacional sin costo: 01 800 627-7615.

cede@ibero.mx